Escudo del Foro

 Foro de Seguridad
  Foro de Profesionales Latinoamericanos de Seguridad
< Anterior

Siguiente >.

InicioArtículos > Reflexión > 8178

 

 

 

 Inicio 

 El Foro

 Noticias

 Capacitación

 Biblioteca

 Eventos

 Instituciones

 Medios

 Links

 Nos apoyan

 

 Site Map

 Contacto

Seguridad y postconflicto en Colombia
Cuando llegue la paz, ¿en qué trabajarán las personas que sólo saben "trabajar" en la guerra?
Por Diofanor Rodríguez Lozano

 

 


Las negociaciones de paz que el Gobierno Nacional de Colombia y la guerrilla de las FARC están desarrollado actualmente en La Habana (Cuba) han venido planteando en el país varios interrogantes, entre ellos los escenarios para dejar las armas por parte de los actores armados al margen de la ley y su futura participación en política.

Si revisamos el tema, se ve que no solo se trata de regresar las cosas a la institucionalidad. La gran inquietud es qué pasará con el componente social humano que deja la actividad de la guerra y, en especial, en donde se van a ubicar a personas que solo saben “trabajar” en la guerra.

El fin del conflicto en Colombia, no necesariamente lleva a erradicar las causas raíces del mismo, pues lo que supone es el inicio de una nueva etapa, que se debe estudiar a fondo para poder ser tratada, para eliminar el riesgo de que pueda convertirse en más dañina la cura que la enfermedad, debido a que las consecuencias de la post guerra se pueden volver causa de nuevas problemáticas sociales.

Obviamente, analizar este tema es un muy complejo, debido a las innumerables aristas que lo condicionan, lo cual obliga a abordarlo con la mayor seriedad y responsabilidad, respetando todos los puntos de vista que sobre la temática en mención existen. Por esta razón, hablar de postconflicto en Colombia es una tarea muy delicada, pues la parte de la sociedad que aclama que se termine esta guerra no es menos fuerte que la que realiza la fuerza pública, que día a día pone los muertos.

En este contexto, debe considerarse que van a existir el posconflicto parcial y el posconflicto total. El primero sucede cuando una actor armado, llámese fuerza pública o personal desmovilizado, abandona la guerra y para él y su familia aquí la guerra habrá terminado, y el segundo, es el resultante de un tratado de paz como el que se está buscando actualmente.
Para transitar en el camino espinoso de la etapa posterior a la guerra, debe buscarse un análisis de todos los factores involucrados en la situación. Esto obliga al saber qué hacer con las victimas pasadas, las victimas presentes, y por qué no decirlo las victimas futuras, que en situaciones como estas se presentan.

El tema visto desde la seguridad ciudadana, se hace aún más complejo, pues la reinserción de los excombatientes debe estar amarrada a programas reales y efectivos de rehabilitación del combatiente, que los lleve a ingresar en el andamiaje de la sociedad actual.

Considero que sobre este aspecto existe mucho descuido por parte del Estado, lo que hace que se deje de lado la condición humana de los que intervienen en la guerra. Se necesita desde ya trabajar en la desactivación de la “Bomba Social” que se avecina. Se debe buscar que las personas que abandonan la guerra tengan sistemas de capacitación e inserción de calidad que les permitan generar de forma honrada los dividendos para el sustento de sus familias.

La postguerra necesita oportunidades para quienes se quieren reinsertar a la sociedad y para ello es necesario regresar las tierras robadas, generar oportunidades de empleo digno, educar a los reinsertados en oficios productivos, brindar salud de calidad, y en fin, todo aquello que nuestros gobiernos les han negados a las gentes más necesitas. Esto obliga a pensar en la reinserción del campesino que dejo el trabajo de la tierra por incluirse en la guerra que por mucho tiempo ha consumido la patria. 

No podemos dejar de lado la atención desde el punto de vista sicológico que necesita un excombatiente, pues quedarán muchas secuelas que con un detonante podrían saltar a la luz y generar grandes tragedias como las vistas en otros países.

Necesitamos llamar la atención de la comunidad académica y social nacional e internacional para el desarrollo de programas que realmente contribuyan a la inserción del excombatiente en la sociedad.

Desde el punto de vista de la seguridad privada, se inician también muchos retos, pues la inclusión de las personas que abandonan el conflicto desde los grupos al margen de la ley presupone un reto adicional, pues deberán ingresar a la fuerza laboral, con el riesgo de que se trate de una población proclive en algunos casos al delito, si la resocialización no ha funcionado adecuadamente. Pero no se trata de estigmatizarlos, pues por el contrario se trata de buscar las soluciones que hagan de esta debilidad una fortaleza para las empresas en las que trabajarán.

Por ello se necesita reforzar nuestros sistemas de contratación de personal, con políticas de seguridad sencillas y aplicables en los contextos de post conflicto que se nos aproximan.
De otro lado, también se prevé que las modalidades delincuenciales existentes se mantendrán en temas como la extorsión y el secuestro, pues no todo el mundo se desmovilizará, quedando unos rescoldos de estos grupos al margen de la ley que necesitaran financiamiento para su carrera delictiva, y estos dos delitos facilitan esta financiación. Obviamente el negocio del narcotráfico será la base de todos los negocios delictivos que aparezcan en el nuevo escenario de postconflicto en Colombia. 

Pero no se trata de poner palos en la rueda, lo que buscamos es en ultimas hacer un llamado a la seguridad privada en Colombia para estudiar detenidamente este escenario bajo la búsqueda de minimizar los riesgos que resultan de él. También, es la optimización del proceso de seguridad en sus diferentes etapas tendientes a la identificación adecuada de los riesgos en las organizaciones que nos permitan el libre desarrollo de las economías en el país. 

Con este documento, solo estoy buscando una invitación a la seguridad privada de Colombia para que se estudie juiciosamente qué cosas cambiarán en el futuro donde los actores del conflicto lleguen a la paz definitiva, lo que nos lleva derecho a un postconflicto donde muy posiblemente las pandillas y grupos urbanos asociados al delito serán los nuevos actores del crimen.


 

El autor, Diofanor Rodríguez Lozano CPP, PSP, es un profesional colombiano de Seguridad. Gracias!

 

 

 

 

Vea más consejos de prevención en

 http://www.forodeseguridad.com/artic/prevencion.htm

 

 

 

Usted está en http://www.forodeseguridad.com/artic/reflex/8178.htm

 

  Usted está en ForoDeSeguridad.com > InicioBiblioteca > Artículos > Reflexión > 8178

Mapa del sitio   •  Cursos y Congresos  •   Noticias  •  Links  • Conozca este Foro  

 < Anterior

Siguiente >