Escudo del Foro

 Foro de Seguridad
  Foro de Profesionales Latinoamericanos de Seguridad
< Anterior

Siguiente >.

 

  InicioArtículos > Reflexión > Art. 8104
   

 

 

 Inicio 

 El Foro

 Noticias

 Capacitación

 Biblioteca

 Eventos

 

 Site Map

 Contacto

Uno de cada cuatro presos del mundo está en EE.UU.

Tiene la mayor población carcelaria del mundo; China ocupa el segundo lugar

Por Adam Liptak, de The New York Times

 

 

 

NUEVA YORK.- Estados Unidos tiene menos del 5 por ciento de la población mundial. Pero casi la cuarta parte de los presos del mundo. Estados Unidos es el país que encarcela más gente en el planeta, un reflejo de un criterio ante el crimen y el castigo relativamente reciente y ahora totalmente diferente.

Los norteamericanos van presos por delitos -como librar cheques sin fondos o consumir drogas- que en otros países rara vez merecen penas de prisión. Y en particular pasan en la cárcel más tiempo que los presos en otras naciones.

Los juristas de otras naciones industrializadas afirman que están desconcertados y asombrados por la cantidad y extensión de las condenas carcelarias norteamericanas. Por ejemplo, Estados Unidos tiene 2.300.000 criminales entre rejas, más que cualquier otra nación, según datos del Centro Internacional de Estudios Carcelarios, del King s College, de Londres.

China, que tiene cuatro veces más habitantes que Estados Unidos, ocupa, lejos, el segundo lugar, con 1.600.000 presos. Esa cifra excluye a cientos de miles de personas que se encuentran bajo la llamada detención administrativa; la mayoría de ellas son a menudo disidentes que se encuentran en el sistema extrajudicial de reeducación por medio del trabajo.

San Marino, que tiene 30.000 habitantes, figura al final de la larga lista de 218 países compilada por ese centro. Tiene un solo preso.

Estados Unidos figura primero, también, en una lista más significativa del centro de estudios carcelarios, la de los índices de encarcelamiento. Tiene 751 individuos presos por cada 100.000 habitantes (si se consideran sólo los adultos, uno de cada 100 norteamericanos está preso).

La otra importante nación industrializada que incluso se aproxima bastante es Rusia, con 627 presos por cada 100.000 habitantes. Las otras tienen índices mucho menores: el de Inglaterra es de 151; el de Alemania, 88, y el de Japón, 63. El promedio entre todas las naciones es de casi 125, más o menos un sexto del índice norteamericano.

Los expertos legales norteamericanos y extranjeros señalan una maraña de factores para explicar el extraordinario índice de encarcelamiento en Estados Unidos: mayores niveles de delitos violentos, condenas más severas, un legado de agitación racial, una vehemencia especial para combatir el narcotráfico, el temperamento norteamericano y la falta de una red de seguridad social.

Incluso la democracia ejerce cierta función, ya que los jueces -muchos de los cuales son elegidos, otra anomalía norteamericana- ceden ante las demandas populistas de imponer justicia con todo rigor. Sea cual fuere la razón, el margen entre la justicia norteamericana y la del resto del mundo es enorme y sigue extendiéndose.

El pico de los índices de encarcelamiento norteamericano es bastante reciente. Desde 1925 hasta 1975, el índice se mantuvo estable, alrededor de 110 presos por cada 100.000 habitantes. Aumentó considerablemente con el movimiento para reprimir el crimen hacia fines de los años 70.

El elevado índice de delitos violentos en Estados Unidos, en parte impulsado por la facilidad para tener acceso a las armas de fuego, ayuda a explicar el número de personas en las cárceles norteamericanas.

Pero ésa es sólo una explicación parcial. En realidad, Estados Unidos tiene índices relativamente bajos de delitos sin violencia. Tiene menores índices de robos que Australia, Canadá e Inglaterra.

Los esfuerzos para combatir el narcotráfico tienen mucho que ver en la explicación de las largas condenas carcelarias en Estados Unidos también.

En 1980, había unas 40.000 personas en prisiones norteamericanas por delitos relacionados con drogas. Actualmente, hay más de 500.000.

Sin embargo, es la extensión de las penas lo que verdaderamente distingue la política carcelaria norteamericana. Sin duda, el simple número de condenas impuestas allí no colocaría a Estados Unidos al tope de las listas de encarcelamiento.

Si las listas fueran compiladas sobre la base de las admisiones anuales a prisión per cápita, varios países europeos superarían a Estados Unidos. Pero las condenas a prisión norteamericanas son mucho más largas, de manera que el índice de encarcelamiento total es mayor.

Quienes cometen robo de una casa en Estados Unidos pasan un promedio de 16 meses en prisión, en comparación con cinco meses en Canadá y siete meses en Inglaterra.

Varios especialistas norteamericanos y extranjeros señalaron una sorprendente explicación para el elevado índice de encarcelamiento en Estados Unidos: la democracia.

 

La mayor parte de los jueces y fiscales en Estados Unidos son elegidos y, por lo tanto, son sensibles ante una opinión pública que está, según las encuestas, generalmente a favor de penalizar severamente los crímenes. En el resto del mundo, los jueces en lo penal tienden a ser funcionarios aislados de los reclamos populares para aplicar la ley con todo el rigor.

 


Artículo de Adam Liptak, de The New York Times, tomado de www.lanacion.com.ar . Gracias a todos!

 

 

 

Vea más artículos para la reflexión profesional en

 http://www.forodeseguridad.com/artic/reflexion.htm

 

 

 

Usted está en   http://www.forodeseguridad.com/artic/reflex/8104.htm

Vea todos los eventos  |  los cursos del Foro  |  los Cursos In Company