Escudo del Foro

 Foro de Seguridad

  Foro de Profesionales Latinoamericanos de Seguridad

< Anterior

Siguiente >.

  

  InicioArtículos > Reflexión > Art. 8096
 

 

 

 

 Inicio 

 El Foro

 Noticias

 Capacitación

 Biblioteca

 Eventos

 

 Site Map

 Contacto

La lógica económica del delito

La actividad delictiva se rige por los mismos conceptos que la economía de mercado, oferta y demanda.

Por ello las crisis económica modifican los objetivos elegidos por los delincuentes, el tipo de delitos… y también los planes policiales

Por Gustavo Rückauf

 

El impacto de la crisis económica sobre el delito

 

Como es bien sabido, la crisis global afecta a todos, incluso a los que reniegan de estar en este mundo globalizado y creen que por nadar fuera de la corriente pueden ir rio arriba. Esta crisis golpea en todas las actividades directa o indirectamente, y origina cambios en las mismas que van transmitiéndose como en un tablero de fichas de dominó.

En este contexto sería muy limitado pensar que la actividad delictual no sufrirá modificaciones en su forma de operar, en su incidencia estadística, en los objetivos elegidos o en el tipo de delitos. Quienes no comprenden plenamente la actividad delictiva no llegan a entender como una cuestión financiero-económica internacional puede afectar su seguridad en la Ciudad de Buenos Aires, el conurbano Bonaerense o en las ciudades más importantes del país.

 

 

El impacto de la crisis económica sobre las policías

 

En primer lugar tenemos los planes de seguridad proyectados.
Ya sea la modernización del equipamiento policial, el aumento de cantidad de policías por habitante, la construcción de nuevos centros penitenciarios, los proyectos de reeducación carcelaria, la modernización informática del sistema judicial, el incremento de funcionarios y delegaciones judiciales para poder paliar la gran cantidad de causas que se tramitan, etc., etc., etc., además de ser necesidades y parte de distintos proyectos declamados en los momentos de crisis mediáticas por los políticos y responsables de las diferentes áreas, todos ellos tienen algo en común y es LA INVERSIÓN ECONÓMICA. Nada de esto se puede hacer si no existe un sustento económico que apuntale la sustanciación de las buenas ideas y la simultaneidad en su concreción para lograr un plan de seguridad integral.

Resulta difícil de creer que los gobiernos nacionales o provinciales, en un año electoral en que prefieren invertir en lo social, gasten parte de su crédito en planes de seguridad, cuando para paliar el tema de la inseguridad pueden tomar medidas efectistas como instalar el tema de los cárteles de la droga, bajar la edad de imputabilidad de los autores, hacer un acto entregando 10 patrulleros, o acciones similares que simulan dinamismo en la lucha contra el delito.

Lo grave de esta situación es que el aumento en las estadísticas de delitos está relacionada directamente al aumento de la cantidad de delincuentes.

 
Si no existen planes serios, cada vez son más los delincuentes que surgen de la marginalidad, en su mayoría menores, incentivados por la inacción del Estado y la falta de consecuencias para ellos. Cada día que se demore la concreción un plan de seguridad integral, aumentará la cantidad de victimarios y de víctimas en nuestra sociedad.

 

Cómo razonan los delincuentes


Por otro lado, también debemos conocer que la actividad delictiva se rige por los mismos conceptos que la economía de mercado: la oferta y la demanda. El delincuente, cuando elige su objetivo, define previamente que es lo que busca y para qué la va a servir.
El valor preferido es el dinero, porque tiene una utilidad absoluta, sirve para cualquier cosa, y por ello es que el dinero siempre está bien resguardado, por lo menos cuando se habla de cantidades importantes.

El delincuente, a la dificultad en la obtención del dinero es que busca otros productos que luego negociará conforme a las leyes de la oferta y la demanda.

 
Si el desarmadero de automóviles le paga más por un automóvil marca Ford o cualquiera de los que más se cotizan en sus repuestos para el mercado de vehículos de trabajo (taxis y remises), se dedicará a sustraer este tipo de rodados. En cambio si tiene el contacto para vender vehículos de alta gama que se “exportan” se dedicará a sustraer este tipo de autos.

Esta y otras clases de delitos, también tienen estacionalidad. Existen épocas del año en que se sustraen autos de alta gama y otras en que los elegidos son los de trabajo.

También tenemos que tener en cuenta que la crisis económica obligó en empresarios, comerciantes, bancos, a recortar gastos y generalmente los recortes presupuestarios comienzan por la seguridad. Las empresas de seguridad privada han visto como servicios importantes han reducido la cantidad de personal afectado. Esto ha incrementado la vulnerabilidad de estas entidades, comercios o bancos y las consecuencias ya se comienzan a notar. 

 

Cada vez que cualquier entidad toma una acción en un sentido (desprotegerse), existirá una reacción proporcional en sentido contrario (aumentar el riesgo de ser víctima). Un ejemplo de esto son los Clubes de Campo o Barrios Cerrados; está comprobado que cuando éstos reducen su estructura de seguridad, rápidamente aumentan los hechos delictivos dentro de estos lugares.

Una proyección: Cuáles serán los lugares más afectados por el delito

 


Es difícil hacer un análisis a futuro que nos identifique cuales van a ser los sectores de la sociedad más afectado por el delito, pero algunos indicadores son repetitivos año a año y otros van en aumento como consecuencia de la crisis por la que atravesamos.

El robo a domicilios desocupados será uno de los delitos con más aumento en el año en los meses estivales, debido a que los moradores dejan sus casas para disfrutar de sus vacaciones en distintas partes del país. La modalidad elegida será hacer un primer ingreso furtivo e intentar destruir la central de alarma, si existiera, y salir para verificar desde el exterior la respuesta de la Policía o la empresa de seguridad privada.

 
Conforme a ello y luego de haber eliminado el impedimento técnico, esperar que todo esté tranquilo para volver a ingresar y terminar de concretar el ilícito. Por ello es importante que si lo anotician que en su hogar pasa algo por el estilo, no permitir que la vivienda quede sola hasta ser reparado el sistema y el lugar de acceso violado por el delincuente.

Las Mercaderías en tránsito sufrirán un golpe importante debido a que en esta reducción de costos se han dejado sin custodia por lo menos un 30% de las cargas que antes eran protegidas. La actividad delictiva en este segmento que es millonaria en pesos será posiblemente la que sufra el mayor aumento estadístico.

 
Esto se ve incrementado porque algunos productores de materias determinadas, dentro de su plan de contingencia han reducido la cantidad de su producción, especialmente la que hacían con personal contratado en turnos nocturnos o de fines de semana. Lo que producen lo priorizan para sus clientes más importantes y retrasan las entregas a clientes chicos. Entonces ocurre que aparece el mercado negro de ese producto a costos mucho más accesibles y suministrado por los “piratas del asfalto”. Volvimos a las leyes de la oferta y la demanda.

Es muy posible que también se incrementen los Robos a Bancos especialmente en el conurbano Bonaerense. Las bandas que conocen bien el negocio saben que las zonas bancarias están muy protegidas en casi todas las localidades y que las fugas luego de cometido el robo resultan peligrosas. Durante los meses de Enero y Febrero una parte importante del numerario de las dependencias policiales se muda al Operativo Sol y esto debilita la fuerza disuasiva en esas zonas bancarias. Esto los delincuentes también lo saben.

En el caso de los Secuestros es muy difícil pronosticar que va a suceder, posiblemente el incremento o no de este delito dependa de la resolución del secuestro del empresario Leonardo Bergara, que a la fecha aún está en curso. Dentro del ambiente delictivo se tiende a copiar “modus operandi” exitosos y a evitar los que fracasan, por ello es tan importante que este tipo de hechos tengan una resolución negativa para el delincuente.

En el Partido de la Costa y General Pueyrredón (Mar del Plata), se producirá un incremento de Robos a Domicilios en presencia o ausencia de sus moradores (turistas), ya que en el ambiente delictivo son considerados víctimas fáciles, porque durante sus vacaciones los turistas tienden a olvidar o no ponen en práctica las mismas conductas y medidas de prevención que utilizan durante el resto del año. Este es un delito que deja poca renta y peligroso, porque generalmente es llevado a cabo por delincuentes poco profesionales, muchas veces menores y extremadamente violentos.

Por último, como todos los años, en todas las zonas de turismo del país existirá un aumento de los delitos de carácter sexual, relacionado especialmente a la nocturnidad de los hábitos de las jóvenes en un ámbito que desconocen.

Como corolario podemos decir que los profesionales de la seguridad conocen la enfermedad, pueden diagnosticarla e iniciar un tratamiento que no sea a base de aspirinas, pero como todo proceso de recuperación tiene un costo, económico y político. Hasta que no se acepte este costo la realidad de la inseguridad en nuestro país seguirá indemne. La Crisis Global por la que atravesamos solo postergará la implementación de los planes necesarios y es nuestro deber conocer esto para adaptarnos a la nueva realidad.


 

Gustavo Rückauf es Director del CAS, Centro Argentino de Seguridad, www.infocas.com.ar . Gracias!

 

 

 

N. E.: Estimado Colega, una crisis económica puede alcanzar a cualquiera de nuestros países, y afectar tanto a la actividad delincuencial como a la respuesta policial ante el delito. ¿Cómo impactaría en su país, provincia, ciudad, empresa...? ¿Están listos sus planes de contingencia?

 

 

 

Vea más artículos para la reflexión profesional en

 http://www.forodeseguridad.com/artic/reflexion.htm

 

 

 

Usted está en http://www.forodeseguridad.com/artic/reflex/8096.htm

Vea todos los eventos  |  los cursos del Foro  |  los Cursos In Company