Escudo del Foro

 Foro de Seguridad

  Foro de Profesionales Latinoamericanos de Seguridad

< Anterior

Siguiente >.

  

  InicioArtículos > Reflexión > Art. 8093
 

 

 

 

 Inicio 

 El Foro

 Noticias

 Capacitación

 Biblioteca

 Eventos

 

 Site Map

 Contacto

Violencia sexual infantil: Cuando la casa no es lugar seguro

¿Qué ocurre con un niño cuando el familiar, el amigo, el vecino dejan de ser la protección y pasan a ser la amenaza?

Por: María Laura Marandino

 

El abuso sexual infantil

 

No existen estadísticas ciertas sobre el abuso sexual infantil, aunque el seguimiento de múltiples casos permite sacar conclusiones confiables. En principio, que la familia puede ser un ámbito crítico cuando los lazos parentales quedan abolidos.

La violencia existe en el orden público y privado. Se pide a la Justicia una injerencia sobre la vida privada, que actúe entre el desamparo y las instituciones y responda ante la falta de políticas públicas activas, lo que implicaría solucionar problemas económico-sociales-educacionales.

Investigaciones sobre la parentalidad registran transformaciones en hábitos tradicionales y en el derecho de familia. La violencia infantil resurge cuando la familia tradicional está en crisis y los nuevos lazos parentales aún no están consolidados. En este cruce el estatuto de los niños se torna más complejo.

Relacionar la violencia y el abuso sexual intrafamiliar con esas transformaciones demanda un trabajo interdisciplinario que permita describir este síntoma en toda su complejidad. Hay alarma por el aumento de denuncias de abuso sexual infantil. ¿Hay más niños sufriendo? ¿Más denuncias? ¿Más información? ¿Más casos considerados abuso sexual? ¿Todas esas causas juntas? La falta de estadísticas impide precisiones.

 

 

 

Qué niños sufren abuso sexual


En nuestro país se ha intentado, en el ámbito judicial, dar respuesta a la protección de niños / as adolescentes víctimas de violencia. Un ejemplo es la aplicación de ley N° 25.852/2004 incorporada al Código Procesal Penal de la Nación, por la que aquellos sólo deben declarar ante psicólogos. 

 

En este marco, intervine personalmente en 1075 casos de lesiones y delitos sexuales. Seleccioné una muestra con 196 casos de violencia sexual, los que confirmarían apreciaciones nacionales y extranjeras.

Del 100% de casos, el 87,24% de las víctimas son niñas y el 12,75% son niños. 

 

Si segmentamos en grupos etáreos, el 69,88% de los casos corresponde a la franja de entre los 7 y 15 años. El menos frecuente, con tan sólo el 1,02%, es el que va hasta 3años. 

 

En las niñas, el segmento más numeroso es entre los 7 y 15 años con el 73,70 % de casos. En los niños, el más numeroso es entre los 4 y 9 años con el 56,0 % de casos. 

 

En la familia, el 28, 35 % de los casos el imputado es el padre / padrastro.

En ese total, el 89,47 % de casos son niñas. Si ampliamos el núcleo familiar con tíos, abuelos, primos u otro familiar, el porcentaje llegaría a un 45,77 % del total, confirmando estudios internacionales que establecen que el riesgo mayor se encuentra en el círculo familiar.

Si al ámbito familiar agregamos personas del entorno, amigos de la familia, vecinos, maestros, encargados de edificio - hotel - pensiones y cuidadores, el porcentaje, alcanzaría al 77,11% del total.

El 4,97% de casos son otras personas cercanas al niño ajenas a su entorno permanente. Sólo son cometidos por personas desconocidas el 17,91% de los casos.
 

 

 

Para los niños, el mayor peligro de violencia sexual está en su propio hogar

 

De la muestra se visualiza que en el 77,11% de los casos, el mayor riesgo para el niño estaría en el hogar y en sus cercanías. Es la persona amada, los padres, los parientes cercanos y su entorno de confianza (amigos y conocidos) quienes más pondrían en peligro al niño.

Este análisis coincide con el informe de Naciones Unidas que reconoce la creciente violencia familiar, destacando la violencia sexual infantil en el hogar y sus cercanías. Es decir que la falta de seguridad no siempre viene desde afuera.
 

 
La idea de que lo peligroso anida en el interior de los hogares es reciente; por siglos era considerado enemigo "sólo lo de afuera", lo exterior a la familia. Freud llamó a esta experiencia "lo siniestro", que produce la angustia frente a aquello que viniendo de lo familiar se transforma en extraño y peligroso. ¿Qué ocurre cuando el familiar, el amigo, el vecino dejan de ser la protección, pasando a ser la amenaza? Es entonces cuando surge lo "Umheimlich" (lo siniestro), que agudiza el desamparo constitutivo de quienes por su edad no han logrado un equilibrio subjetivo suficiente.

El estrago producido por este tipo de abuso recae no sólo sobre quien lo padece sino también sobre el conjunto de las relaciones familiares de manera irreversible. 

 

La parentalidad vulnerada de esta manera muestra que los hogares están en peligro cuando los lazos que los constituyen quedan abolidos, como puede verse en los casos presentados, por la trasgresión sexual de algunos responsables de la familia o de sus allegados.


 

María Laura Marandino, Psicologa Clinica, es Miembro de la Asociación Mundial de Psicoanálisis. Tomado de www.clarin.com . Gracias!

 

 

 

Vea más artículos para la reflexión profesional en

 http://www.forodeseguridad.com/artic/reflexion.htm

 

 

 

Usted está en http://www.forodeseguridad.com/artic/reflex/8093.htm

Vea todos los eventos  |  los cursos del Foro  |  los Cursos In Company