Escudo del Foro

 Foro de Seguridad
  Foro de Profesionales Latinoamericanos de Seguridad
< Anterior

Siguiente >.

InicioArtículos > Miscelánea > 6079

 
   

 

 

 Inicio 

 El Foro

 Noticias

 Capacitación

 Biblioteca

 Eventos

 Instituciones

 Medios

 Links

 Nos apoyan

 

 Site Map

 

 Contacto

Seguridad de casinos: Cuidado con la complacencia

Y con la sobrecarga de trabajo del personal de seguridad
Por Samuel Dlin



Una de las más molestas e insidiosas situaciones que se presentan en las áreas de vigilancia y seguridad es la pérdida de una cantidad de tiempo del personal buscando situaciones con desgaste de potencial humano o desatención de obligaciones, cuando puede haber incidentes mucho más serios respecto de hechos que están siendo considerados como resultado abandonado.

¿Cuándo sucede esto? Cuando dichos sectores están faltos de personal.
A menudo los gerentes de otros departamentos intentan o pueden prevalecer sobre los de Seguridad y Vigilancia tratando de invertir la capacidad del personal o limitándole recursos del material de observación, situaciones que son cabalmente del dominio de estos departamentos.

Entonces, ¿cómo obtenemos y priorizamos los resultados de estos sectores?
Supervisando las llamadas telefónicas del gerente de Marketing, controlando la acción directamente desde Vigilancia.
Controlando los relojes de control de acceso del personal, incluyendo los horarios de supervisores y gerentes.
Supervisando los horarios de descanso del personal, cualquiera sea su área de trabajo específico.
Controlando al personal de actividades menos comprometidas, por si estuvieran incursos en algún tipo de robo o connivencia, o simplemente para saber si están trabajando realmente.

Sin embargo, haciendo responsable a Vigilancia de la dirección de su propio departamento éste no trabaja en condiciones, sobre todo cuando los recursos realmente no están disponibles en el área, ya que registrar los incidentes es insuficiente para demostrarlos.
No hay nada que impida a un gerente departamental hacer inspecciones sorpresivas en su propia área en momentos imprevistos, o supervisar estrictamente las actividades de su propio personal, o llevar en su dirección la jornada completa de su propia área.

Vigilancia es responsable de proteger los recursos y obligaciones de toda la organización, específicamente las áreas del juego y el dinero que se manipula en esas áreas. En Vigilancia suelen limitarse recursos de tiempo del operador disponible, y a menudo recursos materiales para supervisar al personal.

Creo que necesariamente no somos responsables de supervisar las actividades de cada miembro del personal en modo individual fuera de que puede estar trampeando, informando mal sus llegadas tarde, retirándose del trabajo temprano o robando los sujetapapeles, las flores o las tizas; primordialmente cuando la nómina de personal en Vigilancia es mínima, o incluso menos que mínima.

Donde la existencia de personal es mínima y demandas de este tipo ingresan permanentemente, entonces la dirección superior necesita aprobar más personal en Vigilancia, y/o asegurarse de que otros gerentes departamentales estén haciendo sus trabajos realmente en lugar de delegar la responsabilidad de supervisión al personal de Vigilancia.

Tales investigaciones consumen la atención entera de un operador de Vigilancia. Sin su atención especializada, junto con las cámaras suficientes, los recursos para registrar tales actividades son completamente inútiles. Eventualmente, incluso sin la Justicia ni abogados, el operador tendría que declarar que en el pasado su atención estaba ocupándose de otras actividades, o que un incidente sucedió cuando él tenía fuera de vista de la cámara un área desprotegida.

Cuando un solo operador está de servicio no hay nada como un reloj interno: con el informe requerido ingresando, las evaluaciones del jugador en proceso, la suerte favorecida supervisada, las actividades normales como la comprobación de apertura y control de custodia de dinero, hay demasiadas cosas pretendidas de un solo operador, como para que también pueda hacer un control mínimo o una auditoría no muy eficaz de una área alejada.

Una de las situaciones más frustrantes que le sucede a un operador es que los incidentes que él está mirando se mueven a través de su área, y entonces las comunicaciones de radio de seguridad que hablan sobre un egreso de alguien del Pit, un jugador fuerte desconocido y avisado desde el piso, y un premio importante que tiene que ser supervisado, dejan a los controles en un riesgoso y alto límite. Ese reloj interno tiene que ser dejado de lado durante el tiempo abarcado, porque debe documentarse cada una de estas situaciones.

El punto es que Vigilancia, o el gerente de Departamento de Seguridad, no deben quedarse satisfechos de sí mismos sobre lo que está pasando en el casino cuando se carga excesivamente la capacidad del operador ocupándose de cada petición en el horario de cierre, cada auditoria, cada demanda para la observación de personal, porque el resultado de hacer que esa observación sea eficaz no puede terminar en nada.

Vigilancia es un área del casino en que gerentes y operadores no deben quedar satisfechos de sí mismos, ni sobre su propia habilidad para ocuparse del trabajo.


 

Samuel Dlin, autor de este artículo - originalmente publicado en http://games-magazine.com.ar  -, es autor del libro "Manual de Vigilancia en Casinos". Agradecemos a Samuel y a los Colegas de Games Magazine Cono Sur.


Usted está en http://www.forodeseguridad.com/artic/miscel/6079.htm

 

 

  Usted está en ForoDeSeguridad.com > InicioBiblioteca >  Artículos > Miscelánea6079

Mapa del sitio   •  Cursos y Congresos  •   Noticias  •  Links  • Conozca este Foro  

 < Anterior

Siguiente >.