Escudo del Foro

 Foro de Seguridad

  Foro de Profesionales Latinoamericanos de Seguridad

< Anterior

Siguiente >.

  

  InicioArtículos > Disciplinas > 4011

 

 

 Inicio 

 El Foro

 Noticias

 Capacitación

 Biblioteca

 Eventos

 Instituciones

 

 Site Map

 Contacto

 

Qué son los paraísos fiscales

Los paraísos fiscales ocultan un tercio de todos los fondos del sistema bancario mundial.


Por Guido Braslavsky



Situada en su mayor parte en países de los llamados paraísos fiscales, la banca extraterritorial ofrece a los gestores del dinero de las organizaciones delictivas, incluidos los traficantes de droga, la oportunidad de blanquear el producto del delito con la máxima seguridad y confidencialidad y un mínimo de riesgos. Lo sé por experiencia." Habla el ex blanqueador profesional Kenneth Rijock, quien llegó a ser condenado por ese delito y pasó dos años en prisión.

Según un estudio realizado para Merrill Lynch, en los paraísos fiscales de todo el mundo existen hoy depósitos por casi 6 billones de dólares, equivalentes a casi un tercio de los activos colocados en el mundo por las fortunas particulares. También se calcula que en los refugios hay un millón de sociedades amparadas en el anonimato. Sólo en las islas Caimán, consideradas como la quinta plaza financiera mundial, hay más de 570 bancos con depósitos superiores a los 500.000 millones de dólares.

Los refugios financieros cobraron auge en los años 70 y 80. Para algunos expertos los antecedentes se remontan al siglo XVII, cuando los piratas que operaban en el Atlántico sobre naves comerciales europeas hallaban refugio en ciertos puertos que ofrecían su hospitalidad -y competían entre sí, como hoy- para captar el favor de estos clientes.

Condiciones fiscales sumamente ventajosas, estabilidad política e institucional, secreto bancario y discreción han transformado a pequeños países y territorios diseminados en el mundo en prósperos emplazamientos receptores de dinero venido de todas partes.
Hoy suman 35 territorios o países que están bajo la mira de organismos multilaterales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), acusados de favorecer la evasión fiscal y, en el peor de los casos, el lavado de dinero del narcotráfico, la corrupción, el tráfico de armas y otros delitos. Entre ellos, una lista negra de quince territorios ha sido conminada a esclarecer sus actividades.

El blanqueador Rijock, que se inició como abogado en Miami y, después de la prisión, pasó a dar conferencias sobre blanqueo de dinero y la forma de combatirlo, explica la atracción de esta banca para los lavadores:

"Un entorno en el que no existe impuesto sobre la renta, ni tampoco impuestos de sucesiones ni sobre el beneficio empresarial, donde no existe ningún control legal de cambios y donde el secreto bancario y social prohíbe que se investigue la titularidad de una cuenta bancaria o de una sociedad comercial".

Cuánto dinero se lava por año en el mundo


Los cálculos indican que todos los años se lavan a nivel mundial unos 600 mil millones de dólares provenientes de negocios ilícitos. El economista argentino Marcelo Lascano explicó a Zona por qué los paraísos también están bajo la lupa por sus negocios legales:

"El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Larry Summers, ha señalado que las compañías supranacionales, que son unas 60 mil, junto con grandes organizaciones de auditorías y algunos bancos de inversión, vehiculizan una evasión fiscal que le está costando a su país, sólo por las actividades en los refugios fiscales, 10 mil millones de dólares al año".

En el caso argentino, Lascano, un experto tributarista, señala que una de las formas centrales de evasión se da por la triangulación de operaciones de comercio exterior: cuando se exporta o importa, una parte del monto no se declara y va a parar -con documentación paralela- a un "intermediario" con domicilio en algún paraíso fiscal.

Algunas de las características que definen un refugio financiero ideal son la falta de acuerdos para compartir información fiscal con otros países, la posibilidad de fundar sociedades en forma instantánea, una legislación protectora del secreto social o empresarial, buenas comunicaciones electrónicas, secreto bancario, ubicación geográfica adecuada y un comercio turístico abundante que sirva de pantalla. si a estas características se suma la presencia de casinos, el tour es de lo más completo. Los investigadores concentran allí su atención porque en los casinos el lavado puede realizarse con suma facilidad si no hay controles.

En un testimonio reproducido en el diario Rotterdam Algemeen, de Holanda, un protagonista se refería a su actividad en un casino de Aruba: "Se lleva un buen paquete de dinero, se compran unas fichas y se juega algunas de ellas, sin preocuparse de si se gana o se pierde. Se devuelven las fichas no jugadas por un cheque al portador liberado contra un banco de los Estados Unidos, donde se cobrará el importe del cheque como si se tratara de una suma ganada en el casino. Nadie investigará en el casino de dónde proviene ese dinero ni la suma cobrada por el cheque".

Pero los paraísos también albergan fondos legales y cumplen un rol importante en el sistema financiero internacional.

En "Refugios financieros, secreto bancario y blanqueo de dinero", un extenso y pormenorizado trabajo realizado para las Naciones Unidas por los especialistas Jack Blum, Michael Levi, Thomas Naylor y Phil Williams, se explica:
"Muchos bancos de los Estados Unidos envían, por ejemplo, dinero a las islas Caimán y a otros lugares para evitar o soslayar la obligación impuesta por la Reserva Federal de que un porcentaje de los fondos depositados en los Estados Unidos sean colocados al final de la jornada en la oficina regional del Banco de Reserva Federal en una cuenta de reserva que no reporta intereses".

Para los autores, esta es una de las "aplicaciones legítimas" de las plazas extraterritoriales, que explican por qué un banco que desea evitar que sus depositantes deban renunciar a sus intereses "siquiera una sola noche, procurarán crear una sucursal en ultramar". En términos más generales, estas plazas ofrecen una gama de "exenciones, servicios y oportunidades" muy atractivos para los dueños del dinero.

El origen de la banca extraterritorial ("offshore"), se dice, tiene que ver con la intención de la antigua Unión Soviética de evitar que los Estados Unidos congelara sus activos, por lo cual empezó a depositar sus dólares en bancos británicos. Otro factor central fueron las crisis de balanza de pagos de los años 60, que impusieron controles de capital sobre las instituciones bancarias de muchos países, y el auge de los préstamos otorgados a estados soberanos.

Por "banca extraterritorial" se entiende cualquier banco del mundo que acepte depósitos de personas que no residen en su territorio. No todas las plazas "offshore" constituyen entonces refugios financieros. Un claro ejemplo que brinda el informe de Naciones Unidas es la Ciudad de Londres, la mayor plaza extraterritorial del mundo, pero en la cual "la legislación sobre el secreto bancario no constituye un impedimento grave para las investigaciones criminales".


La lista negra

El Grupo de Acción Financiera (GAFI), creado a instancias del G-7, difundió recientemente una lista de países que eufemísticamente denominó "no cooperativos" en la tarea de adoptar medidas estandarizadas para la lucha internacional contra el blanqueo de dinero.

Tras examinar 29 países o territorios, el GAFI dio a conocer una lista negra de 15 con "graves problemas sistémicos". Ellos son: Rusia, Panamá, Israel, Filipinas, Bahamas, Dominica, Líbano, Islas Caimán, Islas Cook, Liechtenstein, Marshall, Nauru, Niue, Saint Kitts y Nevis, y San Vicente y Granadinas. Y amenazó con sancionarlos si no adoptan una legislación acorde con las cuarenta recomendaciones establecidas por el GAFI.

Los otros 14 sometidos a evaluación quedaron en una virtual lista gris, por presentar "deficiencias" o "problemas" en los controles: Antigua y Barbuda, Belice, Bermuda, Islas Vírgenes Británicas, Chipre, Santa Lucía, Samoa, Gibraltar, Guernsey, Isla de Man, Jersey, Malta, Mónaco y Mauricio.

En alguno de los paraísos caribeños mencionados es donde el lavador Rijock acudía por aire o por mar -según su relato, también contenido en el informe de Naciones Unidas-. A su arribo, un representante de la "institución bancaria cooperadora" facilitaba su paso por la Aduana.

"En algunas visitas a bancos extraterritoriales llegábamos a bordo de un jet privado", cuenta Rijock, "lleno de clientes y de dinero en metálico". "Hacíamos un corto trayecto en automóvil a un centro comercial compuesto casi exclusivamente de bancos, sociedades trusts y gestorías. En el banco se contaban rápidamente los fondos, y se depositaban en una cuenta abierta a nombre de una sociedad pantalla creada previamente por nuestro abogado local." El negocio era claro y express: "No se indagaba en absoluto ni la identidad de los depositantes ni el origen de los fondos. Dos de los clientes que tuve ocasión de representar depositaron grandes sumas en cierto banco utilizando en lugar de una firma el sello de Minnie Mouse y Goofi que habían comprado en una juguetería". La langosta con champaña coronaba el éxito del viaje de negocios.

Uno de los problemas que enfrenta la lucha contra el lavado es la imposibilidad de congelar el dinero sospechoso en sus cuentas de origen. 

 

Una vez detectado el negocio ilícito no es fácil llegar a tiempo en un mundo en el que cada día se realizan más de 465.000 transferencias electrónicas, por un valor superior a los 2 billones de dólares, si se cuentan los mecanismos de transferencia que ofrecen la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fedwire) y el Sistema de Pagos Interbancarios por Cámara de Compensación (CHIPS). La Sociedad Mundial de Telecomunicaciones Financieras Interbancarias (SWIFT), en tanto, envía por día unos 220.000 mensajes de trasferencia, por un valor en dólares desconocido.

Además, si un blanqueo exitoso debe simular lo mejor posible una operación legal, y para eso utiliza los procedimientos habitualmente empleados en operaciones legítimas, luchar contra el blanqueo y la evasión encuentra dificultades adicionales.

Como se señala en el informe de Naciones Unidas, se pueden requerir iniciativas que "sean amenazadoras no ya para una institución determinada, sino para prácticas financieras y bancarias que tienen un largo historial y que serán defendidas por grupos de intereses sólidamente establecidos".
 



Tomado del sitio Web del diario Clarín, www.clarin.com.ar   ¡Gracias!

 

Usted está en   http://www.forodeseguridad.com/artic/discipl/disc_4011.htm

Incorpórese a este Foro profesional •  Capacítese en seguridad  •  Reciba gratis nuestro Boletín