Escudo del Foro

 Foro de Seguridad

  Foro de Profesionales Latinoamericanos de Seguridad

< Anterior

Siguiente >.

  

   InicioArtículos > Disciplinas > 4159
 

 

 

 

 Inicio 

 El Foro

 Noticias

 Capacitación

 Biblioteca

 Eventos

 Instituciones

 

 Site Map 

 Contacto

Qué es el Terrorismo Trasnacional

Y qué relación tiene el terrorismo con los medios de comunicación 

 

 

El terrorismo es una herramienta de la guerra irregular; está presente en una u otra forma y con mayor intensidad en diferentes épocas de nuestra historia, se fortalece ante las posibilidades que ofrece un mundo global.

 

 

La relación del terrorismo con los medios de comunicación

 

Los atentados terroristas sin cubrir por los medios serían como el árbol que cae en el bosque y nadie lo escucha (Benjamín Netanyahu.). El terrorismo es ante todo un mecanismo bien sincronizado para provocar miedo. El terrorista pretende asustar y, así, dominar y controlar. Quieren impresionar. Ellos actúan con y para el público y solicitan su participación.1

Desde hace no mucho se acusa a los medios de comunicación de prestarse a una neutralidad conveniente y lo cierto es que estos juegan un papel que constituye un arma de doble filo para los terroristas, los gobiernos y la opinión pública. Con alguna razón se dice que los medios han pasado de crear opinión pública a influir en las decisiones gubernamentales.

Uno de los referentes del acto terrorista es “el mensaje”. El acto violento o la amenaza de este debe llegar a un público más amplio. Las victimas inmediatas del homicidio o la explosión solo son parte de la imagen que finalmente se afianzara en el público. La única forma de sentir el miedo es que el mensaje de pánico sea conocido y de esta forma esa sociedad sabrá que el grupo quiere tal o cual cosa. Si ese conglomerado accede o no a sus demandas, depende en gran medida del ambiente histórico, social y político. Pero la reacción inmediata de quienes han recibido el mensaje directamente es de estupor y por supuesto miedo. La historia ha demostrado que ese impacto inicial no dura mucho y finalmente los pueblos se levantan con valor frente al terrorismo.

Los medios pueden desempeñar dos papeles: de idiotas útiles de los acontecimientos, y de franco rechazo ante los mismos. Pero sin ninguna duda el peor de todos es el de la adopción de la neutralidad. Si la transmisión del mensaje proporciona el vehiculo ideal para el objetivo terrorista, la socarrona neutralidad no solo alienta al terrorista sino que transfiere la responsabilidad al estado, justificando de alguna manera la mas insulsa de las razones esgrimida por los facciosos: “el terrorismo es nuestro único camino para defender los pobres y liberarlos de la injusticia”.
Esta premisa no resiste el examen de la historia. Sin embargo el imaginario colectivo no dedica gran parte del tiempo a analizar, y los que si pueden proporcionar ese análisis a la noticia, prefieren explotar el morbo, porque a diferencia de la reflexión, la sangre si proporciona rating y los medios ante todo, son un negocio.

Que hacer entonces?
- El primero en poner la cara debe ser el gobierno.
- Sus declaraciones deben ser contundentes, ágiles, pero ante todo veraces.
- Cuando el periodista no dispone de fuentes y el sector gubernamental le oculta o disfraza la realidad, el comunicador buscara al perpetrador.
- Las imprecisiones o verdades a medias son la excusa ideal para “completar la noticia”.
- Como la censura es el único lujo que no se puede dar un gobierno democrático, La solución para la noticia tendenciosa es anticiparla con la verdad y reconociendo los errores si fuera el caso.

 

 

Para tener en cuenta

 

1. El terrorismo es una herramienta de la guerra irregular; está presente en una u otra forma y con mayor intensidad en diferentes épocas de nuestra historia, se fortalece ante las posibilidades que ofrece un mundo global. Pero así como la globalidad ofrece ventajas para los violentos, también puede limitar y asfixiar las pretensiones terroristas sobre la base de una unión sin precedentes en América Latina.

2. Nuestras democracias, siendo respetuosas de la voluntad popular y estando obligadas a salvaguardar el sagrado derecho a la libertad, no pueden hacer mas concesiones a los terroristas que las que les permitan incorporarse a la sociedad sin otra cosa a cambio que la dejación automática de las armas.

3. El primer paso para una lucha efectiva contra el terror que debe dar nuestros gobiernos es despojarse del falso sentimiento de culpa que los enemigos de la libertad han fabricado por décadas, haciéndonos creer que autoridad es sinónimo de autoritarismo y que libertad es igual a libertinaje.

4. Nuestras futuras generaciones serán los jueces implacables del momento histórico que nos toca afrontar. Es el momento de aunar voluntades para derrotar la barbarie y entregar una patria posible. El camino es la negociación, pero no de los principios. El sistema democrático con todo y sus debilidades tiene la autoridad moral para exigir y no estamos dispuestos a recibir las migajas de unos asesinos apartidas que olvidando su pasado manchado por la ignominia, pretenden darnos lecciones de moral.


 


Síntesis del trabajo de José Fernando Cuervo Arenas, experto colombiano en seguridad. Gracias!


 

Usted está en http://www.forodeseguridad.com/artic/discipl/4159.htm

Incorpórese a este Foro profesional •  Capacítese en seguridad  •  Reciba gratis nuestro Boletín